junio 25, 2022

Notiveneco

Noticiero

Corte Suprema de Estados Unidos reafirma derecho de los ciudadanos a portar armas en público

El Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró que la Constitución estadounidense protege el derecho de las personas a llevar un arma de fuego en público para defenderse.

Este pronunciamiento supone una victoria histórica para los defensores de los derechos de las armas en un país profundamente dividido sobre cómo abordar la violencia con armas de fuego.

La sentencia de 6-3, con los jueces conservadores del tribunal en la mayoría y los liberales en la disidencia, anuló los límites del estado de Nueva York a la portación de armas de fuego ocultas fuera del hogar. El tribunal consideró que la ley, promulgada en 1913, violaba el derecho de las personas a «poseer y portar armas» en virtud de la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

El fallo, cuyo autor es el juez Clarence Thomas, declaró que la Constitución protege «el derecho de un individuo a llevar un arma de fuego para defenderse fuera del hogar».

Thomas añadió: «No conocemos ningún otro derecho constitucional que un individuo pueda ejercer sólo después de demostrar a los funcionarios del gobierno alguna necesidad especial.»

Desestiman restricción impuesta en Nueva York

La restricción de Nueva York es inconstitucional porque «impide a los ciudadanos respetuosos de la ley con necesidades ordinarias de autodefensa ejercer su derecho a tener y portar armas», añadió Thomas.

Los jueces anularon una sentencia de un tribunal inferior que rechazaba un recurso contra la ley presentado por dos propietarios de armas y la filial neoyorquina de la Asociación Nacional del Rifle, un influyente grupo de defensa de los derechos de las armas estrechamente alineado con los republicanos.

La decisión representa la declaración más importante del tribunal sobre los derechos de las armas en más de una década. En 2008, el tribunal reconoció por primera vez el derecho de un individuo a tener armas en casa para su defensa personal en un caso del Distrito de Columbia, y en 2010 aplicó ese derecho a los estados.

La sentencia podría hacer que muchas más personas obtuvieran las licencias para llevar armas ocultas en el estado, socavar restricciones similares en otros estados y poner en peligro otros tipos de restricciones estatales y locales sobre las armas de fuego en todo el país, al exigir a los jueces que las examinen con un ojo más escéptico en virtud de la Constitución.

El fallo dice que el régimen de armas ocultas de Nueva York está en desacuerdo con el texto y la historia de la Segunda Enmienda y con la forma en que se han protegido los derechos de las armas a lo largo de la historia de Estados Unidos.

El Español